Volver a la página de inicio Saltar directo al contenido

Logo: Fundación Alemana para la Investigación Científica (DFG) - Ir a página inicial Deutsche Forschungsgemeinschaft

Encuentro BRAGECRIM pone de manifiesto más interacción entre la investigación básica y la industria

(06/10/2020) El pasado martes 29 de septiembre se celebró el "Virtual Annual Meeting BRAGECRIM - CRI-SCMfg on Smart Connected Manufacturing". El evento, que por primera vez se celebró en línea, fue organizado por el comité de coordinación, representado por el Prof. Michael Freitag del BIBA, Instituto de Bremen para Producción y Logística, de la Universidad de Bremen, Alemania, y por el Prof. Enzo M. Frazzon, de la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC). El principal objetivo del tradicional encuentro, que año tras año congrega, en Brasil y Alemania, alternadamente, a los científicos que participan en el BRAGECRIM /CRI, fue examinar el progreso de los proyectos y presentar los resultados de los que están en marcha, así como de los recientemente concluidos.

Más interacción entre la investigación básica y la industria

Más interacción entre la investigación básica y la industria

© Foto Divulgação Freepik

Durante los últimos meses, aprendimos cada vez más a adaptarnos a la realidad de los encuentros virtuales. El encuentro presencial de este evento se pospuso para el 2021 y dio lugar a la primera reunión virtual del programa, que contó con la participación de 70 personas, la mayor parte de ellas investigadores e investigadoras que participan en los proyectos del BRAGECRIM/CRI.

Durante la inauguración del evento, el Prof. Michael Freitag (BIBA) hizo hincapié en la importancia de los encuentros anuales para el intercambio en el marco de ambas iniciativas, en particular en tiempos de pandemia de coronavirus, cuando existe mucha restricción con respecto a los viajes. Por su parte, el Prof. Frazzon (UFSC) se demostró complacido con la buena participación, en particular de los representantes de la industria.

El Prof. Tilo Pfeifer, de la Universidad RWTH de Aachen, antiguo coordinador de BRAGECRIM del lado alemán, presentó a los participantes la trayectoria y la historia de éxito de la iniciativa.

En el marco de la inauguración del evento, Dietrich Halm, director de la DFG para asuntos internacionales en América Latina y el Caribe, y el Prof. Benedito Aguiar, presidente de CAPES, dieron un discurso en el que señalaron el éxito del programa en los últimos años.

Para el Dr. Halm “Smart Connected Manufacturing es uno de los principales sectores del desarrollo futuro y de la sociedad actual y desempeña un papel central para el desarrollo sostenible de muchos países”.

En su video de inauguración del evento, el Prof. Aguiar, presidente de CAPES, enfatizó que “La colaboración técnico-científica permitió la concreción de importantes misiones de trabajo de investigadores brasileños y alemanes y también, gracias a su alcance, fue muy significativa al permitir actividad de movilidad académica para la capacitación, tanto a nivel de grado sándwich como de maestría, doctorado y posdoctorado”.

El evento destacó el hecho de que la investigación colaborativa demostró ser fundamental para el avance de la ciencia en todo el mundo. En lo que respecta a la cooperación entre Brasil y Alemania, eso se presenta de forma ejemplar mediante la alianza entre CAPES y la DFG, como relata el Prof. Aguiar: “Entre las nuevas medidas de cooperación, destaco la gran importancia de la formación de redes estructuradas de investigación que, por medio de proyectos de estudios colaborativos, posibilitan beneficios académicos y científicos que resultan en una mayor internacionalización de la producción científica brasileña”.

Más interacción entre la investigación básica y la industria

Además de la forma en la que los jóvenes científicos de los diferentes proyectos presentan los resultados de sus investigaciones y sus trayectorias en el marco de la cooperación internacional con Alemania, el evento también puso de manifiesto cómo creció una ilustre comunidad a lo largo de los años. En ella, más allá de una investigación de excelencia, se llevaron a cabo intercambios concretos entre la investigación de las universidades con socios industriales. Uno de los principales ejemplos de dicha integración fue la presentación del keynote de la industria, Marcos Coester, CEO del Grupo Coester.

Dicho grupo forma parte de uno de los proyectos que incluye tres instituciones en Brasil y una en Alemania. Coester enfatizó la importancia de la cooperación con las universidades, principalmente con la Universidad Federal de Río Grande do Sul (UFRS), con la cual la empresa coopera desde hace más de 4 años. Según su experiencia, las tecnologías más disruptivas del Grupo Coester tienen su origen en la asociación entre la empresa y el departamento de electrónica de la UFRS.

En los cuatro proyectos del CRI, que no comenzaron sino hasta hace muy poco y en las difíciles condiciones de la pandemia de coronavirus, se presentaron los primeros resultados y publicaciones impresionantes, al tiempo que se estableció contacto con socios de la industria.

El evento, al igual que en las ediciones anteriores anuales de BRAGECRIM, puso también de manifiesto la importancia de este tipo de investigación para promover los temas de la Industria 4.0 en ambos países. El claro mensaje subyacente en todas las presentaciones fue que los nuevos conocimientos en el área de smart connected manufacturing son primordiales para fomentar la competitividad de las industrias en Brasil y en Alemania.

Otra instancia memorable del evento fue cuando dos exalumnos del BRAGECRIM (un alemán y un brasileño) compartieron sus experiencias, destacando los efectos positivos de la iniciativa en su carrera personal en la ciencia y en la industria.

¿Qué sigue ahora?

Las agencias consideran importante que los cuatro primeros proyectos del CRI tengan la oportunidad de postularse a la financiación para una nueva fase de continuación de dos años. La pandemia hizo que una convocatoria prevista para el 2020 tuviera que posponerse, pero los departamentos internacionales tanto de CAPES como de la DFG trabajan para que se realice un llamado a la presentación de propuestas lo antes posible, de manera de no crear una brecha de tiempo y financiación.