Volver a la página de inicio Saltar directo al contenido

Logo: Fundación Alemana para la Investigación Científica (DFG) - Ir a página inicial Deutsche Forschungsgemeinschaft

La DFG se destaca en el Día de la Ciencia Alemana en la Ciudad de México

© DFG

(26/3/2018) “La ciencia es la mejor expresión de la diplomacia”. Con estas palabras, Ludger Siemes, diplomático en la Embajada de Alemania en México, reforzó la importancia de la cooperación científica para las relaciones internacionales en la apertura del Día de la Ciencia Alemana, que se conmemoró el 23 de marzo en el Goethe-Institut de la Ciudad de México. Como parte de la programación de la Semana de la Diplomacia Científica de la Unión Europea, el propósito del evento fue informar acerca del escenario científico y las oportunidades de investigación en Alemania. La DFG fue una de las invitadas y, junto con otras instituciones, realizó ponencias y estuvo presente en un estand informativo, lo que permitió un estrecho contacto con los visitantes.

Frente a un público joven y muy curioso acerca de las posibilidades de realizar investigación en Alemania, la directora de la Oficina de la DFG para América Latina, la Dra. Kathrin Winkler, presentó las actividades y los objetivos de la institución, así como la actual situación de las colaboraciones con México. También hizo hincapié en los programas de fomento de la DFG que más se utilizan para la cooperación internacional, los cuales posibilitan, por ejemplo, costear talleres y estadías de investigación en el exterior. Se presentaron también los mecanismos de financiación a proyectos de investigación binacionales, en los que participan investigadores de Alemania y de otros países. Existen oportunidades tanto para iniciativas de carácter individual como para grandes proyectos grupales, como en el caso del Externer LinkColegio de Graduados Internacional “Entre Espacios”, un ejemplo exitoso de la cooperación México-Alemania.

En este proyecto, desde el 2009 instituciones alemanas como la Freie Universität Berlin, la Humboldt Universität Berlin y la Universidad de Potsdam trabajan en conjunto con el Colegio de México (COLMEX), la Universidad Autónoma de México (UNAM) y el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) en la formación de doctorandos en un ambiente internacional y altamente calificado en términos científicos. El programa, que está coordinado por veinte especialistas de las ciencias sociales y las humanidades, concluirá durante el 2018. Se aspira a que, durante sus nueve años de existencia, forme a 63 nuevos doctores en Alemania y a 59 en México.

Como anfitriona del evento, Isabel Kielian, directora adjunta del Instituto Goethe en la Ciudad de México, recibe cordialmente a los invitados...
Visualizar galería de fotos

Como anfitriona del evento, Isabel Kielian, directora adjunta del Instituto Goethe en la Ciudad de México, recibe cordialmente a los invitados...

© DFG

Dando continuidad a la ponencia de Kathrin Winkler, Laura Redondo, asesora para la cooperación científica con América Latina, habló sobre las posibilidades que los jóvenes investigadores tienen dentro de la cartera ofertada por la DFG. Entre otras, se mencionaron las plazas para doctorandos y posdoctorandos en un proyecto de investigación que la institución ya está fomentando. Dichas oportunidades se encuentran en el sitio web de la DFG, en la herramienta de búsqueda GEPRIS y también directamente en las páginas de los proyectos.

La representante académica de la DFG en México, la Dra. Christina Siebe, docente e investigadora en el Instituto de Geología de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México), dio por finalizada la programación con una ponencia sobre su proyecto de investigación efectuado con colegas de la Universidad de Gießen, en Alemania. El estudio intenta identificar si existe una relación directa entre la contaminación de los cuerpos de agua por antibióticos y el aumento de la resistencia bacteriana, particularmente en el caso del agua que sale de la Ciudad de México y llega al Valle del Mezquital, donde se usa para irrigación. En forma didáctica y con un lenguaje accesible también para el público lego, Siebe explicó el ciclo del agua, desde la salida de las aguas residuales no tratadas de hospitales hasta su llegada a los manantiales y acuíferos. Parte de su investigación implica la recolección de muestras a lo largo de todo el ciclo y el análisis de los componentes presentes —tanto de antibióticos como de genes resistentes en bacterias. Uno de los principales cuestionamientos del proyecto es si el tratamiento de esta agua contribuirá a la disminución o al aumento de la cantidad de bacterias resistentes a los antibióticos. La hipótesis de la investigadora es justamente la segunda: que el efecto será pésimo y que podrá favorecer el crecimiento de la resistencia a los antibióticos. El tema despertó el interés del público, que realizó varias preguntas.

“La ponencia de la Dra. Christina Siebe fue lo más destacado del evento”, evaluó Jakob Haselhuber, consejero para la cooperación científica de la Embajada Alemana, que idealizó y organizó el evento. Además de la DFG, estuvieron presentes representantes del DAAD, de la Fundación Alexander von Humboldt y de la Sociedad Alemana para la Cooperación Internacional (GIZ), quienes también participaron activamente en la programación.