Volver a la página de inicio Saltar directo al contenido

Logo: Fundación Alemana para la Investigación Científica (DFG) - Ir a página inicial Deutsche Forschungsgemeinschaft

Workshop germano-brasilero aborda nuevas tecnologías de imagen para el tratamiento y diagnóstico del cáncer

Cerca de 35 investigadores participaron del Workshop en Botucatu
Abrir imagen

Cerca de 35 investigadores participaron del Workshop en Botucatu

© DFG

(25/09/2017) ¿Cómo las nuevas tecnologías de imagen pueden contribuir para mejorar el diagnóstico y el tratamiento del cáncer? Para discutir este cuestionamiento común, investigadores brasileros y alemanes, de las áreas de ingeniería y ciencias médicas, realizaron un workshop en el campus de la Facultad de Medicina de la Universidad Estadual Paulista (Unesp), en Botucatu.

La segunda edición del workshop se realizó del 20 al 23 de septiembre y reunió jóvenes científicos y profesores de la Universidad Friedrich-Alexander de Erlangen-Nürnberg (FAU) y de universidades paulistas. En noviembre del 2016 el grupo se encontró en la ciudad Alemana de Erlangen (ambos eventos financiados con recursos de la Fapesp y del Baylat), que promovieron una llamada conjunta destinada a estrechar las colaboraciones científicas entre los estados de São Paulo y de Baviera.

Los workshops son resultados de la cooperación mantenida entre la FAU y la Facultad de Medicina de la Unesp, que formalizaron una asociación institucional en 2013, un año después de la visita a Botucatu del Prof. Dr. Christoph Korbmacher, vicepresidente de la universidad alemana en ese entonces. Como próximo paso, los pesquisadores planean desarrollar proyectos de pesquisas en conjunto y, para ello, buscan las oportunidades de fomento posibles. “Es esencial que nos informemos sobre las oportunidades ofrecidas para que avancemos en nuestra cooperación. Los instrumentos de financiamiento existen, entonces precisamos conocerlos mejor y saber cómo usarlos”, dice la Profa. Silke Weber (Unesp), organizadora del workshop. Carolina Santa Rosa, de la Oficina de la DFG para América Latina, estuvo presente en el evento y presentó los programas de la DFG destinados a proyectos bilaterales (destacando aquellos promovidos en conjunto con la Fapesp).

Los programas coordinados de la DFG, en particular, despertaron el interés del grupo, especialmente por posibilitar un fuerte abordaje interdisciplinario de la pesquisa. Programas de este tipo permitirían agrupar subproyectos de pesquisadores de diferentes áreas que investigan aspectos particulares de un tópico común. El tema del workshop, “Understanding Cancer Cell Aggressiveness with Novel Imaging Techniques”, agregó trabajos de científicos en medicina, biomedicina, veterinaria, farmacia, bioquímica, ingeniería de la computación e informática.

Prof. Schneider-Stock del Instituto de Patología de la FAU presentó su investigación
Abrir imagen

Prof. Schneider-Stock del Instituto de Patología de la FAU presentó su investigación

© DFG

Según la Profa. Ana M. da Costa Ferreira, del Instituto de Química de la Universidad de São Paulo, el diálogo con otras áreas es esencial. “Mi conocimiento se restringe a la química. Tengo limitaciones, pero puedo redimensionarlas. Muchas veces, una cuestión que no se responder, que parece un gran problema para mi pesquisa, puede ser fácilmente solucionada por alguien de otra área. Además, la mirada de un tercero, muchas veces hace que vea cosas que para quien está ahí inmerso, ya no consigue visualizar. Allí es donde las fronteras se cruzan”, declaró. Presentó en el workshop su trabajo sobre la aplicación de microscopía confocal de Raman para el monitoreo de modificaciones intracelulares luego de terapias con compuestos metálicos antitumorales.

Ejemplos prácticos de posibles colaboraciones interdisciplinarias, también fueron presentados en el evento (considerando inclusive, las particularidades del contexto brasilero). El Prof. Juliano Vilaverde Schmitt (Unesp), dermatólogo, llamó la atención sobre la necesidad de identificar casos de melanoma (cáncer de piel) lo más temprano posible, ya que no hay tratamientos muy eficientes para casos avanzados de la enfermedad. “Para diagnósticos de casos de melanoma precoz, se necesitan médicos dermatólogos o técnicos capacitados. En Brasil, hay escasez de estos profesionales en el sistema público de salud, especialmente fuera de los grandes centros urbanos. Desarrollar una tecnología de reconocimiento de imagen, que pueda identificar padrones y casos sospechosos de melanomas a partir de fotos tomadas por el propio paciente, como un smartphone por ejemplo, podrían ser muy útiles, aumentar los índices de diagnóstico precoz de la enfermedad y disminuir la tasa de mortalidad”, sugirió.