Volver a la página de inicio Saltar directo al contenido

Logo: Fundación Alemana para la Investigación Científica (DFG) - Ir a página inicial Deutsche Forschungsgemeinschaft

DFG discute impacto científico en coloquio de la FGV

Conferenciantes de la sesión “Evaluación y mensuración de impactos de la investigación: sociales, económicos, culturales y ambientales”

Conferenciantes de la sesión “Evaluación y mensuración de impactos de la investigación: sociales, económicos, culturales y ambientales”

© FGV

(22/8/2019) En medio a un público de aproximadamente 320 personas, representantes del gobierno federal de Brasil, órganos de fomento a la investigación, investigadores de universidades y think tanks brasileños y extranjeros participaron en el V Coloquio de Investigación Aplicada de la Fundación Getúlio Vargas (FGV). En el evento, realizado en Río de Janeiro entre los días 20 y 21 de agosto, la Dra. Kathrin Winkler, directora de la DFG América Latina, dictó una conferencia en una sesión sobre la evaluación y la medición del impacto económico y social de la investigación científica.

En la sesión de apertura, el presidente de la FGV, Carlos Ivan Simonsen Leal, planteó la importancia del avance de la investigación aplicada con rigor metodológico y alto impacto para el desarrollo del país. Según él, la investigación aplicada actúa como un motor para lograr avanzar tanto en el sector económico como en el social y la FGV está comprometida con este proceso.

En virtud de los grandes desafíos que la sociedad global enfrentará en el futuro, Leal analizó también los modelos económicos y el papel de la investigación aplicada para la solución de problemas. El presidente enfatizó el hecho de que las ciencias aplicadas no deben solo encargarse de resolver temas que ya están planteados y necesidades puntuales en la sociedad, sino también ser capaces de anticipar el surgimiento de los problemas que aún están por venir.

En una línea de pensamiento similar, Winkler presentó problemáticas específicas sobre la exigencia de impacto directo en las investigaciones y ejemplificó la función y la importancia de la ciencia básica. Para Winkler, a pesar de que la investigación básica no tiene el ímpetu de aplicación inmediata y se preocupa esencialmente por responder preguntas que nacen de la curiosidad de los científicos, también es fundamental para el desarrollo social y económico.

En opinión de la DFG, la función más importante del sistema de investigación moderno es desarrollar metodologías y conocimientos nuevos, que podrán ayudar a la sociedad a resolver no solo los problemas que actualmente conocemos, sino también los problemas del futuro, que aún nos son desconocidos.

“La investigación movida por la curiosidad, disciplinaria y temáticamente amplia, brinda una extensa reserva de conocimiento a partir del cual la investigación aplicada puede contribuir a corto plazo a solucionar los desafíos actuales y frecuentemente no previstos por la sociedad”, declaró.

Winkler argumentó que el fomento basado en el impacto es legítimo, pero termina convirtiéndose en un incentivo para que la ciencia se concentre en los problemas que ya existen, ya que el sistema de financiación recompensa esas contribuciones. En algunos sistemas científicos, la intensa exigencia de impacto directo en la investigación frecuentemente se superpone con la realización de investigación básica, lo que podría resultar en una debilitación del sistema científico en sí mismo.

“También es necesario que haya espacio para la investigación, que se evalúa exclusivamente con base en criterios científicos, como lo hace la DFG”, concluyó. El heterogéneo sistema científico alemán permite abarcar ambas vertientes. Si bien corresponde a la DFG fomentar la investigación básica, existen también otras instituciones que se dedican a financiar y dirigir la investigación programática y que pueden resultar en impacto social o económico directo.

Aproximadamente 320 personas participaron en el V Coloquio de Investigación Aplicada de la FGV

Aproximadamente 320 personas participaron en el V Coloquio de Investigación Aplicada de la FGV

© FGV

Ella participó en la mesa al lado del Prof. Marco Antonio Zago, presidente de la Fundación de Amparo a la Investigación del Estado de São Paulo (FAPESP), organización asociada de la DFG. Zago rescató los debates realizados en el encuentro anual del Global Research Council (GRC), con sede en la FAPESP, sobre la creciente expectativa de los organismos financiadores, entre ellos gobiernos y los gestores de fondos públicos, con respecto al impacto económico y social de las investigaciones científicas. El presidente presentó, además, algunos proyectos de gran impacto ya financiados por la organización, especialmente en el área de agronomía.

También participó en la sesión Adalberto Grassi, asesor de la presidencia de la Coordinación de Perfeccionamiento de Personal de Nivel Superior (CAPES). La agencia asociada de la DFG a nivel federal demostró su compromiso con el avance en términos de calidad, tras el gran crecimiento del sistema de posgrado en cantidad de programas, matrículas y titulados entre el período 2006-2017. Uno de los caminos que se espera recorrer para dar el salto de calidad es justamente elevar la incidencia de los estudios realizados y la cooperación entre la ciencia y la industria. Entre las medidas para reestructurar la evaluación cuadrienal de CAPES señaló la colaboración internacional como elemento clave.

En la sesión estuvieron presentes también el General Waldemar Barroso Magno Neto, presidente de la Financiadora de Estudios y Proyectos (FINEP), y la Dra. Gill Wells, en representación de la Universidad de Oxford. La moderación estuvo a cargo del Dr. Jorge Almeida Guimarães, de EMBRAPII, que también abordó la importancia de la entidad en la realización de investigación de impacto.

Esta fue la segunda participación de la DFG América Latina en el Coloquio de Investigación Aplicada de la FGV, institución que efectúa trabajos de investigación desde hace más de 70 años y es referencia nacional en investigación aplicada, especialmente en las áreas relativas al desarrollo sostenible, la economía, la cultura y la sociedad, la administración, la gobernanza y las políticas públicas.

La amplia programación del evento, que duró dos días, incluyó también los siguientes temas: la cooperación Brasil-Unión Europea en investigación e innovación y el nuevo programa europeo, la evaluación y la mensuración de impactos de investigación, la evaluación de políticas públicas en el área de la educación y seguridad pública y la regulación de la protección de datos personales en la investigación.