Volver a la página de inicio Saltar directo al contenido

Logo: Fundación Alemana para la Investigación Científica (DFG) - Ir a página inicial Deutsche Forschungsgemeinschaft

23.º Seminario de Alta Tecnología celebra éxito de la iniciativa BRAGECRIM

Prof. Reiner Anderl y Prof. Klaus Schützer
Visualizar galería de fotos

Prof. Reiner Anderl y Prof. Klaus Schützer

© Ivan Jose Moretti

(18/10/2018) Investigadores brasileños y alemanes del área de la ingeniería de producción y manufactura avanzada se reunieron el día 4 de octubre en Piracicaba, municipio del estado de São Paulo, para discutir el desarrollo de productos inteligentes, así como los desafíos que este proceso presenta. Este encuentro, que se realizó en el Seminario de Alta Tecnología de Piracicaba, contó con la participación de representantes de la industria y del sector económico interesados en informarse acerca de las investigaciones en curso y compartir sus experiencias con los investigadores, desde la óptica de quien presencia a diario la inserción de nuevas tecnologías en el mercado y en el sistema productivo.

Aproximadamente 140 personas tuvieron la oportunidad de participar en esta 23.ª edición del seminario. Para el organizador del evento, el Prof. Klaus Schützer, de la Universidad Metodista de Piracicaba (UNIMEP), desde la creación del evento siempre se celó por el diálogo entre la ciencia y la industria y la paridad entre ambas partes. A lo largo de los últimos 22 años, más de 200 profesionales, entre académicos y representantes de la industria y de órganos de fomento, incluyendo a la DFG, dictaron conferencias.

Los 23 años de existencia del seminario coinciden con la historia de la cooperación entre el Prof. Schützer y el profesor alemán Reiner Anderl, de la Universidad Técnica de Darmstadt, quien dictó la conferencia inaugural del evento. En su opinión, más importante que las nuevas tecnologías que se insertaron en las prácticas industriales, como la Industria 4.0 e Internet de las Cosas, es el cambio de estrategias que las acompañan. “Tanto el desarrollo de productos como las tecnologías de producción están cambiando en dirección a la individualización y la personalización y también en el sentido de establecer nuevos modelos de negocios”, declaró.

Actualmente, Schützer y Anderl llevan a cabo el proyecto de investigación Scope - Smart Components, que investiga el desafío de integrar componentes inteligentes a un sistema productivo que también sea inteligente. “Ya no es posible separar producto de producción, pues deben estar íntimamente relacionados. No hay innovación en la producción si no hay un producto innovador, mercado o competencia técnica, de gestión y de personal para innovar mis productos”, explicó Schützer. El proyecto cuenta también con la participación del Prof. Eduardo Zanchi, de la Escuela Politécnica de la Universidad de São Paulo (USP).

Este es uno de los proyectos que forman parte de la red de investigación BRAGECRIM (Brazilian-German Collaborative Research Initiative on Smart Connected Manufacturing), formada hace 10 años e incentivada por el fomento conjunto de CAPES y de la DFG. Esta red es una de las principales iniciativas bilaterales de investigación apoyadas por ambas agencias de fomento. Reúne a más de 300 científicos de diferentes universidades e institutos de investigación no universitarios de ambos países y desde el año 2008 financia continuamente proyectos conjuntos.

Cooperaciones como la de Schützer y Anderl anteceden a la iniciativa —el tema manufactura avanzada ya se mostraba como un interés común entre investigadores brasileños y alemanes—. En respuesta a la demanda de los científicos y ante el reconocimiento de la DFG y de CAPES del potencial de dichas cooperaciones, se creó el BRAGECRIM para fortalecer las asociaciones ya existentes y aglomerar en una red colaborativa iniciativas cuya mayor parte era hasta el momento de carácter individual.

Inspirados en el éxito de esta iniciativa, que finaliza este año, la DFG y CAPES abrieron en conjunto un nuevo llamado en abril para la financiación a proyectos bilaterales en las áreas de Digitalización Avanzada e Industria 4.0. “Se trata de un reconocimiento a lo que hemos discutido durante una década y que debe avanzar, porque actualmente el desafío no es solo la manufactura, sino una manufactura conectada, una manufactura inteligente”, declaró Schützer. Tanto para él como para Anderl, así como para los demás participantes del BRAGECRIM, este llamado sin duda fue una posibilidad de presentar nuevos proyectos y dar continuidad a los trabajos que ya se venían haciendo.

Además de estrechar y fortalecer colaboraciones ya existentes, la iniciativa BRAGECRIM también contribuyó al establecimiento de nuevos contactos entre investigadores, lo que resultó en la institución de nuevas cooperaciones. Algunas de ellas, incluso, no se restringieron a los instrumentos de fomento ofrecidos por la DFG en conjunto con CAPES, como en el caso del Prof. Henrique Rozenfeld, de la Escuela de Ingeniería de São Carlos (USP), que también dictó una conferencia en Piracicaba.

Participante de la red BRAGECRIM, Rozenfeld también fue contemplado por el llamado DFG-FAPESP Joint Workshops 2017 para iniciar una nueva colaboración. En asociación con el Prof. Rainer Stark, de la Universidad Técnica de Berlín, busca ahora entender cómo se organizarán en el futuro los procesos laborales en las empresas y en las industrias, cuáles serán los futuros modelos de procesos de trabajo. “En sus actividades, todas las empresas siguen un modelo, un proceso laboral. Actualmente sabemos cómo funciona, pero está cambiando, y es fundamental que entendamos cómo las empresas trabajarán dentro de 10 años”, explicó.

Fruto de este llamado, los talleres realizados en Berlín y en São Carlos brindan a los investigadores alemanes y brasileños el intercambio de conocimiento sobre el tema. “Fue sumamente fructífero, aprendimos y discutimos mucho. Ahora tenemos una lista de proyectos que podemos presentar. Estamos escribiendo artículos en conjunto para consolidar una misma terminología y sistemática científica sobre ese asunto”, evaluó.