Volver a la página de inicio Saltar directo al contenido

Logo: Fundación Alemana para la Investigación Científica (DFG) - Ir a página inicial Deutsche Forschungsgemeinschaft

La DFG y la Capes discuten programas para la excelencia científica en Brasília

En un evento con representantes de universidades brasileras, la DFG comparte su experiencia con la iniciativa alemana y la Capes presenta la concepción de una posible iniciativa brasilera

(20/11/2017) La agencia de fomento Capes, con la cual la DFG coopera desde 1995, lanzó en la primera semana de noviembre la llamada de su nuevo programa de internacionalización para las universidades brasileras (PRINT), que busca ampliar el desempeño de la investigación brasilera en el contexto internacional. “El momento no podría ser más ideal”, reconoció la directora de la Oficina de la DFG para América Latina, la Dra. Kathrin Winkler, cuando justamente seis días después del lanzamiento de la llamada, habló en la apertura del seminario “The Excellence Strategy of the Brazilian Universities and the German Excellence Initiative: dialogue and perspectives” en Brasilia. Realizado en conjunto con la Capes el día 16 de noviembre, el evento contó con la participación del Prof. Dr. Klaus Wehrberger, vicedirector del Departamento de Programas Coordinados e Infraestructura de la DFG, y el Dr. Oliver Wiegner, Director de Programas y coordinador de la Iniciativa de Excelencia en la DFG. Directamente involucrados en la ejecución de la Iniciativa de Excelencia Alemana, ellos presentaron un panorama del programa y compartieron sus experiencias con la presidencia de la Capes y con un público de 95 personas, formado por pro-rectores de investigación y representantes de universidades e instituciones de investigación brasileras.

Dr. Oliver Wiegner (DFG), Dr. Klaus Wehrberger (DFG), Prof. Abílio Baeta Neves (Capes), Thomas Schröder (Embajada de Alemania en Brasilia), Dra. Kathrin Winkler (DFG) y la Profa. Concepta Pimentel (Capes) en la apertura del evento
Visualizar galería de fotos

Dr. Oliver Wiegner (DFG), Dr. Klaus Wehrberger (DFG), Prof. Abílio Baeta Neves (Capes), Thomas Schröder (Embajada de Alemania en Brasilia), Dra. Kathrin Winkler (DFG) y la Profa. Concepta Pimentel (Capes) en la apertura del evento

© Haydée Vieira CCS/CAPES

La ciencia brasilera vive hoy un desafío que puede ser comparado a la situación de Alemania hace 15 años atrás, cuando la búsqueda por más competitividad y visibilidad internacional de la ciencia alemana llevó al gobierno del país a lanzar la Iniciativa de Excelencia en 2005. “En la época, otros países del mundo estaban haciendo grandes esfuerzos para aumentar sus competencias en investigación y Alemania no podía quedarse atrás”, relató Wehrberger. El diagnóstico del escenario brasilero trazado por la Profa. Concepta Pimentel, directora de relaciones internacionales de la Capes, no fue muy diferente: “Nuestras mayores universidades están perdiendo posiciones en rankings internacionales. El impacto de nuestra investigación, básicamente no cambió en los últimos veinte años, mientras tanto, los otros países continúan avanzando (nuestro impacto es aproximadamente la mitad del de los países europeos desarrollados)”.

Para revertir esta situación y conquistar padrones de excelencia en la investigación de Brasil, la Capes viene discutiendo la posibilidad de desarrollar una iniciativa a los moldes de Alemania aplicada al contexto brasilero. Según la Capes, el recién lanzado programa PRINT es apenas un primer paso en dirección a un proyecto más grande: la agencia prevé crear una estrategia más amplia, con tres frentes de actuación. Una de ellas también, en complementariedad al PRINT, será dirigida para la construcción de estrategias institucionales de internacionalización.

Uno de los desafíos es la endogenia del sistema científico en Brasil: 63% de los investigadores brasileros nunca salieron del país y muchos desarrollan sus carreras científicas en una única universidad. En contrapartida, datos presentados de la base Elsevier revelan que el impacto del trabajo de científicos brasileros que publican en coautoría con colaboradores extranjeros o con empresas, llega al doble del promedio global. “No es que nuestra investigación esté cayendo en calidad, pero nos estamos quedando atrás pues otros países están desarrollándose más rápido. Para cambiar esto, necesitamos de iniciativas de excelencia, con inserción internacional e inversión en ciencia y tecnología”, declaró Pimentel.

Klaus Wehrberger, vicedirector del Departamento de Programas Coordinados e Infraestructura de la DFG, presentó el concepto, historia y resultados de la Iniciativa de Excelencia
Visualizar galería de fotos

Klaus Wehrberger, vicedirector del Departamento de Programas Coordinados e Infraestructura de la DFG, presentó el concepto, historia y resultados de la Iniciativa de Excelencia

© Haydée Vieira CCS/CAPES

Resultados de un cuestionario realizado por la Capes en las universidades brasileras revelaron que hay una tendencia nacional a la internacionalización pasiva, dirigida a la movilidad de docentes y estudiantes para el exterior, pero con bajas tasas de atracción de profesionales internacionales. Al mismo tiempo, fue posible reconocer una cierta heterogeneidad con respecto a los niveles de internacionalización de cada institución, lo que hizo que la Capes adopte el modelo free painting en sus llamadas. En el PRINT, por ejemplo, en el que se disponibilizarán R$ 300 millones anuales para hasta 40 proyectos institucionales de internacionalización, cada universidad deberá diseñar su propio plan. En él precisan ser consideradas las demandas específicas y explicitar las prioridades y mecanismos para ampliar el desempeño de investigación y postgraduación. El modelo también debe aplicarse en la concepción del programa de excelencia brasilero: “Observamos que no todos precisan tener la misma estrategia. Como agencia nacional de fomento, la Capes ofrece los mismos instrumentos tradicionalmente a todos. Aunque en este programa propusimos que exista más libertad en la utilización de los recursos”, explicó Pimentel.

Wehrberger explicó que “el modelo de free painting fue una de las bases de la Iniciativa de Excelencia en Alemania y contribuyó esencialmente para la especialización y diferenciación de las universidades del país, ya que forzó a las instituciones a realizar una autoevaluación crítica e identificar sus puntos fuertes y débiles. No era nuestro objetivo apoyar dos o tres universidades y hacerlas competitivas con Harvard, MIT u Oxford, pero sí, seleccionar los mejores investigadores, las mejores universidades y los mejores locales de investigación para tópicos específicos de investigación”, declaró.

En paralelo, Pimentel reconoció que la Capes busca conquistar el mismo resultado: "Queremos una definición clara de las competencias y metas nítidas que busquen la excelencia en la investigación. Es muy raro que una universidad sea buena en todo y es común que ni siquiera sepamos cuales son los potenciales instalados dentro de las propias universidades", dijo.

Sumadas al desarrollo de estrategias institucionales destinadas a la internacionalización, el futuro programa brasilero tendría aún, dos frentes más de actuación. Uno de ellos consiste en la creación de hotspots vinculados a demandas del sector productivo, con vistas a mejorar la excelencia en la producción de conocimiento y de tecnologías enfocado a la solución de problemas (estrechar la relación de las universidades con industrias y empresas, y aumentar el impacto social de la investigación, son algunos de los objetivos). El otro frente fomentaría la creación de clusters de excelencia en investigación básica y aplicada. Los clusters podrán ser formados por investigadores de una misma institución o por un grupo de científicos de instituciones geográficamente próximas, para desarrollar proyectos de investigación en dominios de competitividad internacional. Para garantizar los padrones internacionales, la Capes incorporará evaluadores extranjeros en el proceso de selección.

Abílio Baeta Neves, presidente de la Capes, le presentó al público el proyecto de creación de un fondo privado para el financiamiento de investigación
Visualizar galería de fotos

Abílio Baeta Neves, presidente de la Capes, le presentó al público el proyecto de creación de un fondo privado para el financiamiento de investigación

© Haydée Vieira CCS/CAPES

Oliver Wiegner, que acompañó desde el ámbito operacional hasta la implementación de la iniciativa en Alemania, relató que allí, casi el 90% de los evaluadores vinieron del exterior. Uno de los motivos fue el de evitar conflicto de intereses: "Por toda Alemania, los mejores científicos estaban activamente involucrados en las propuestas de fomento, si ellos también son competidores, no pueden evaluar", justificó.

Diferente de la estrategia brasilera, no hubo en la Iniciativa de Excelencia alemana, una línea de fomento dirigida a la internacionalización. Si bien los padrones internacionales estuvieron presentes en los criterios de evaluación (según Wiegner, era necesario que la calidad de la investigación llegase a niveles de excelencia internacional y desarrollar estructuras para atraer los mejores científicos, no solo de Alemania, sino también de todo el mundo). Sin dudas, este objetivo fue alcanzado con éxito: se crearon 6000 posiciones nuevas de trabajo para investigadores en total, además de dos cargos creados indirectamente. De los 360 nuevos docentes contratados, casi el 50% vino del exterior. Incorporar profesores de fuera de Alemania, no era una medida común antes de la iniciativa, de modo que el sistema universitario contaba con menos de un 10% de docentes extranjeros.

Para Wiegner, la Iniciativa de Excelencia alemana, conquistó tantos resultados positivos debido a la garantía de fomento continuo y de largo plazo. “Con el programa, las universidades alemanas tuvieron dinero y tiempo para desarrollar aquellos proyectos que antes no tenían condiciones", argumentó. Del 2006 al 2017, 4.6 billones de euros en fomento fueron concedidos para que las universidades alemanas generen nuevos programas de postgraduación y clusters de excelencia, y desarrollen estrategias institucionales para promover investigación de punta. La nueva fase de la iniciativa, ahora llamada “Estrategia de Excelencia”, le concederá fomento a clusters y universidades de excelencia en un valor de 533 millones de euros por año, entre 2019 y 2027. A pesar de las conquistas de la primera fase de la iniciativa, Wehrberger reconoció que algunos desafíos permanecen en este segundo período, entre ellos, avanzar en la inclusión de más investigadoras mujeres en el sistema universitario alemán.

El presidente Abílio Neves también defendió la necesidad de asegurarle al futuro programa brasilero, un fomento continuo, un desafío delante de la crisis económica y política brasilera actual. “No es posible construir excelencia efectivamente si nosotros no tenemos una perspectiva de largo plazo para el financiamiento”, declaró. El plan de la Capes es buscar recursos que no sean del Tesoro Nacional para que no puedan ser afectados. “Defendemos y estamos trabajando en la creación de un fondo privado estable, mantenido por donaciones de empresas y que atienda a todas las áreas del conocimiento", complementó Pimentel.

A lo largo del evento, el público presente tuvo la oportunidad de realizar preguntas y discutir aspectos específicos del programa alemán y del desarrollo del programa brasilero con los oradores de la Capes y de la DFG respectivamente. “Fue un placer inmenso realizar este diálogo fructífero y recibir aquí en la Capes a ambos oradores de la DFG, que vinieron exclusivamente de Bonn para el evento. Con certeza es un óptimo resultado de la fuerte cooperación entre nuestras organizaciones”, agradeció Neves al finalizar el evento.